9.9.11

malabares y peripecias

Ella era única. Siempre me llevaba al éxtasis con aquellos rojos labios de porcelana. Los situaba sobre los míos y todo mi cuerpo se veía involucrado en un cosquilleo que se desplazaba desde los pies hasta la cabeza. Luego le sonreía y le devolvía aquel mágico beso. Y lo demás, siempre era una nube borrosa en mi cabeza. No sé qué hacía ni como lo hacía, pero me hacía olvidar todo. Tanto problemas como alegrías abandonaban mi cerebro, dejando mi razón al amparo durante esas maravillosas horas junto a ella. El sentido del tiempo no existía si estaba ella. No existían los límites, las fronteras ni los sueños sin cumplir. Solo magia. Solo existían las cosas sobrenaturales cuando estaba ella. Solo había hueco para las esperanzas y las locuras. Todo era una asombrosa nube de la que no tardé en caer más de dos días. Y entonces, con esos ojos viciosos estaba yo, frente a la puta realidad, aquella que siempre destrozaba mi vida y la hacía amarga. Esa realidad tan odiosa, tan lejana de las películas. Tan lejana del éxtasis que vivía… esa realidad… ¿cómo decirlo?… tan real. Tan dura como siempre la recordaba. Tan espantosa y siniestra. Sin sueños logrados por aquellos soñadores empedernidos, con aquellas dolorosas y agudas patadas que daba el destino. Con aquella dichosa frialdad. Y junto a esa cruda realidad estás tú. Están tus pies pisando el asfalto, pisando el suelo de un sucio bar de carretera. Están tus sueños destruidos, aquellos que ella te prometió cumplir. Aquellos con los que disfrutabas cuando estaba ella. Esos sueños que simplemente eran una prolongación más de tu cuerpo. Y dime, ¿dónde está ahora toda esa magia? Sí, se fueron, se fueron con ella para no volver a tu vida nunca más. Para dejarte destrozado y encontrar otra víctima a la que poder sucumbir bajo esas peripecias. Y una vez logrado su juego, una vez trasportado al placer más absoluto, te dejaba seco y vacío, sin fuerzas para seguir adelante.
Ella era una maldita droga. Ella era mi droga, aquella que me ahogaba y me hacía más pequeño mientras disfrutaba. Aquella que me quitaba la vida mientras me daba una falsa felicidad. Aquella que lo único que hacía era disfrazar la realidad, la asquerosa, repugnante pero verdadera realidad.

33 comentarios:

Suh ♥ dijo...

Hermosa manera en la que escribes y te expresas, muestras tu sentimiento en su estado puro!
algo que no entendí bien es quien es ella de la que hablas!!
buena entrada! (:

Carolina dijo...

Dios, es impresionante! Me has dejado maravillada, en serio. Escribes bien no, genial!
La realidad dista mucho de lo que nosotros deseamos...
Un beso enorme :)
Pásate http://carolinesmile.blogspot.com/ ;)

Steve Tomson dijo...

Me ha encantado en serio. Muchas felicidades por como escribes. Beso.

Inma dijo...

¡Guauuu! ¡¡Qué entrada!! La verdad es que me ha encantado, me gusta esa contraposición entre todo lo bueno que le da la chica y todo lo malo que queda cuando ella no está, cómo, aún sabiendo que es perjudicial para él, prefiere disfrutar de ella y del engaño que viven juntos, porque es lo que le hace realmente feliz.
Repito: me encanta :)

¡Lilith! dijo...

¡Tu si que escribes muy bien! Por dios, me has catapultado directamente al corazón de ese pobre chico adicto a la droga de su amada. Quizás es preferible seguir con tu vida, con tu realidad, a pesar de que sea amarga. Porque la droga no hace mas que olvidarte por unas horas las cosas importantes que tiene la realidad.
Ha sido una de las mejores cosas que me ha pasado, Twitter. Porque sin el, no podría haber hablado contigo y con todas las demás. Y estaría ahora aburriéndome mucho con el ordenador. Me divierte pasarme horas twitteando con vosotras :)
Un beso enorme, Ana!

-Big.Small.Big.Small- dijo...

Vaya cuantas veces nos encontramos con estas cosas.. me ha gustado mucho a partir de ahora te leo más!

fergie dijo...

Me gusto su punto de vista! o no se... como veia las cosas...
eso significa: que te quedo precioso!! que facilidad se te da para describir mundos originales, pequenas vidas e insignificantes instantes entre la humanidad, que aun que sea algo vasado en un personaje ficticio deja pensando a mas de una! entre esas estoy yo...
Me encanto ese tipo.. no se...
en fin!
precioso!

besitos Ü

Paula. dijo...

gracias por pasarte por mi blog y dejarme el comentario la verdad es que me da aunque sea un poquito de ánimo para seguir con ello:) tu blog es impresionante me encanta como te expresas y la musiquilla esta relaja jaja ^^ no como otros blogs que ponen musica mas movidita y si tienes dos pestañas con dos blogs con musica se mezcla y buf:( un besito jeje

Pain and suffering dijo...

Increíble entrada!
madre mía.. no tengo ni palabras para describir!
sigue escribiendo así de maravilloso :)

un beso!

Madame Garburn dijo...

Me encanta esa manera tuya de expresar lo que el chico siente... es tan dulce... pero tan jodidamente duro al mismo tiempo...
Wow es un texto increíble, Ana, en serio ! =)

Lali Ashley dijo...

SORPRENDENTE esa musica totalmente acorde con tus textos y unas palabras preciosas, igual que el el blog, TE SIGO!

Jose dijo...

Esa realidad ¿como decirlo?... Tan real!
que intenso por deeos, casi pude sentir esa amargura que el padece al recordarla a ella! adicto a su magia que de pronto solo se va, y le deja la cruda y odiosa realidad!!

Saludos Ana!!

La pasamos bien/Nos portamos mal dijo...

esto es arte, mujer

C♥ dijo...

Siempre que termino de leer un texto tuyo me quedo sin palabras y me da miedo comentar algo ridículo.
Me ha encantado como describía el tiempo con ella, toda esa magia que hacía que olvidara esta cruda realidad, y como, a pesar de que fuera una falsa felicidad pasajera, quería seguir viviéndola.
¡muchos besos, sigue así! :)

alba dijo...

¡Woh! Voy a tener que buscar yo también un baul porque tras leer cosas como estas me quedo sin palabras.

A Jungle in my Closet dijo...

Creo que la palabra "peripecia" me encanta :) es bonita :)

Pandora dijo...

Me ha gustado mucho tu texto, a veces las cosas buenas de la vida no duran para siempre y nos traen de golpe a la realidad :)

Elilith dijo...

Nadie debería de ser la droga de nadie. Me ha encantado el texto.

Un beso, la chica del infinito.

For the heart i once had dijo...

Me encanta como escribís, desde la primera vez que llegué a este blog, lo he dicho, pero no me canso de hacerlo.
Un beso grande ana:)

Ñas dijo...

¡Vaya Ana! Es un texto muy verdadero.
La vida siempre nos tiene preparadas este tipo de sorpresas, pero hay que saber vivir con todas esas desgracias.
Y más cuando tratan de una mujer que te abandona.
Besos bella

Last time around dijo...

Hola! Nueva seguidora, me encanto tu entrada. Es muy bonita enserio ♥ Te espero en mi blog para cuando quieras leer, y sigueme ;) Cuidate, besos ♥

♪Last time around ♫

Lu.- dijo...

Esa manera de escribir tan elegante que tienes me encanto :)
te sigo!

*Besos

Claudia/L) dijo...

Ana, te tengo que confesar que este ha sido uno de mis relatos favoritos, el que más me ha gustado, es increíble, y es que me quedaría con muchísimas frases de él, me siento ligeramente identificada jajaja, sigue escribiendo sobre chicas y realidades difíciles, que te queda precioso y son mis favoritos! jajaja un besazo desde http://coolerthanyourlove.blogspot.com

DarkPrinccs dijo...

Hola querida Ana, primero que nada es una bellisima entrada, como explica que ella es como su extasis, que disfraza solo su realidad, te quedo de maravilla n.n
Y bueno, otra cosa es que me alegra mucho tener tu comentario en mi blog, tus palabras me hacen muy bien en verdad porque bueno, no son mis dias mas hiperactivos o felices, pero saber lo que opinan el resto de la gente de lo que me gusta hacer, o con lo que me logro expresar y plasmar todos mis sentimientos, es muy bello, merci amore =)
Besos y abrazos desde la distancia, au revoir

Steve Tomson dijo...

Me ha encantado de verdad. Te sigo muy de cerca para que nos podamos leer.

http://unmarinfinito.blogspot.com/

Si.el.corazón.pensara.dejaría.de.latir! dijo...

triste pero me gusto mucho. a veces aparecen personas en nuestra vida que aunque nos hacen ver por un momento que la vida es de color de rosa. cuando se van todo es mucho peor que cuando llegaron! saludos ^^

Ricardo Miñana dijo...

Espectacular narrativa, gracias
por compartir.
saludos.

SMSC dijo...

Puuaf chica, me has dejado sin palabras. Que grandioso texto, que manos tienes :$

Pamshita Sandoval dijo...

Hermosa entrada! tenes un premio en mi blog! es el premio 2. Besos!

Pitillos Ajustados dijo...

Que bien escribeeees de verdad! Nos encanta!
Pasate por http://pitillosajustadosladies.blogspot.com/ te esperamos, un besitooo:)

Mari Carmen Santana dijo...

Wow!
increible<<
un beso<3

Paula T. dijo...

Ana, con tus textos me dejas sin palabras siempre

Claudia/L) dijo...

¿Yo guapa? jajajaja y tú única, increíble, perfecta, mi escritora favorita y así un sinfín de adjetivos para ti:) un besazo desde http://coolerthanyourlove.blogspot.com/ ♥